Preguntas más frecuentes

¿QUÉ NECESITO PARA PODER EMITIR UN BONO Y CUÁNTO CUESTA?


El fondo puede llegar a adquirir la totalidad del bono (100% de la emisión), definiendo la demanda y por tanto afianzando el éxito de la operación incluso antes de que el emisor incurra en costos. Esto ayuda a simplificar el proceso de estructuración y, además, el emisor evita tener que pasar por el proceso de venta con inversionistas (roadshow) que en ocasiones resulta largo, costoso y lleno de incertidumbre.

El proceso de emisión se puede dividir en los siguientes pasos, que pueden correr de forma paralela:

  1. Estructuración: una SAB (Sociedad Agente de Bolsa) se encarga de liderar el proceso de estructuración coordinando con el resto de jugadores involucrados (agencia calificadora, estudio legal, etc.). El estructurador se encargará de generar el prospecto de inversión en el que se incluyen las características principales de la emisión y el emisor.
  2. Calificación de Crédito: una agencia calificadora independiente analiza el riesgo de la emisión y el emisor, emitiendo finalmente un informe de clasificación crediticia. Esta calificación crediticia se otorga a la emisión y no necesariamente al emisor, por lo que un emisor puede conseguir una nota más alta en sus emisiones a través de mejoradores. El fondo tiene el como requisito al menos una clasificación crediticia para la emisión, con rating mínimo de A-.
  3. Due Dilligence Legal: un despacho de abogados examina las posibles contingencias legales a las que se enfrenta la empresa y emite un informe al respecto.

El emisor es quien selecciona libremente a los jugadores involucrados en los pasos anteriores, con el asesoramiento de Independiente. Estos conllevan costos fijos que generalmente son de único pago inicial. Si estos costos son agregados, se suelen situar entre un 0.25% y 0.5% del monto de la emisión, dependiendo de su tamaño. Se trata de un costo similar al de la comisión de estructuración que cobra una entidad bancaria al conceder un préstamo.




¿QUÉ TIPOS DE ESTRUCTURAS (PLAZOS, PERIODOS DE GRACIA, GARANTÍAS...) PUEDO OBTENER?


Una de las ventajas más importantes es que no existen limitaciones en cuanto a estructura del financiamiento. El fondo tiene un plazo máximo de 10 años, y las características de la estructura como por ejemplo periodos de gracia, amortizaciones y garantías pueden ser acordadas entre las partes en función al riesgo y perfil de la empresa. Esto permite que el financiamiento otorgado por Independiente se adapte realmente a los flujos generados por la empresa, a los activos que financian y en definitiva sus necesidades.




¿QUIÉN ME ASEGURA QUE MI EMISIÓN TENDRÁ DEMANDA?


El fondo puede tomar hasta el 100% de una emisión, en función del tamaño de la misma. Por tanto, la demanda puede ser asegurada con anterioridad al inicio del proceso de estructuración del bono, disminuyendo el riesgo y afianzando el éxito de la transacción.




¿TENGO QUE COMPARTIR MI INFORMACIÓN SENSIBLE?


No es necesario que los emisores hagan pública su información sensible (estados financieros interinos, auditados, etc.). El fondo puede invertir en todas las modalidades de emisión existentes (pública, pública-institucional o privada). El único que obtiene la información para el análisis es el inversionista (que en este caso puede ser uno sólo, el fondo de inversión) y eventualmente, en caso de ser pública-institucional, el regulador, quien la mantendrá sin publicar para su propia supervisión en estricta confidencialidad.




¿CUÁL ES LA TESIS DE INVERSIÓN DEL FONDO?


El objetivo del fondo es invertir en papeles de renta fija (bonos y papeles comerciales) de medianas y grandes empresas peruanas de excelente reputación y solidez financiera.

El fondo encuentra su tesis principal en ser fuente de financiamiento alternativa y complementaria al sistema financiero tradicional a través del mercado de capitales.

Para las empresas, el mercado de capitales representa la posibilidad de mejorar sus costos de fondeo, diversificar sus fuentes de financiamiento, conseguir estructuras más acordes a sus necesidades y flujos, y dar mayor visibilidad a su operación, transmitiendo una imagen de profesionalismo y transparencia. Además, el ingreso a los mercados de capitales incentiva a que los emisores tengan buenas prácticas de gobierno corporativo.

Creemos que, por la propia estructura actual del mercado, es difícil y costoso para las empresas medianas y grandes salir a buscar inversionistas al mercado en directo. Por ello, sabemos que la mejor forma de acompañarlos en su debut en el mercado de capitales es a través de un fondo de inversión que aglutina la demanda de los diferentes inversionistas institucionales que hay en el mercado peruano.





INDEPENDIENTE SAF 

Todos los derechos reservados

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn