Acciones en máximos, ¿Por qué no especular?

Abril 2019


Durante esta semana, las acciones de las principales empresas de Estados Unidos (EEUU), referentes de las inversiones en el mundo y representadas por el índice S&P500, regresaron a sus máximos históricos.


Históricamente, las correcciones (caídas mayores a -10%) en los precios de las acciones de EEUU se recuperan rápidamente. Esta vez, no fue diferente. Luego de una caída de -20% hacia finales del año pasado, la recuperación tardó un poco más de 7 meses (desde el máximo de setiembre hasta abril) de la mano de un incremento de casi +18% en los precios de las acciones durante el año.


El Portafolio Modelo Gamnic (PMG), base sobre la cual diseñamos el Fondo de Preservación de Capital (Fondo PMG), que solo tiene una porción en acciones, se recuperó en 5 meses y acumula un rendimiento de +6.86% durante este año.


En febrero, con el Fondo recuperado de la caída y frente a un escenario de alta volatilidad, decidimos ser más conservadores y reducimos la posición de acciones del Fondo de 45% a 35%.


En los últimos días, el regreso de las acciones a sus máximos históricos revivió el temor a una corrección (caída) en los precios. ¿Pueden las acciones seguir subiendo? ¿Pueden caer? ¿Es mejor vender y esperar? ¿Por qué especular no funciona? ¿Cuál es la estrategia? ¿Qué esperamos?


¿Pueden las acciones seguir subiendo?

No lo sabemos. Son muchas las variables que influyen en los precios de las acciones. Desde factores económicos y empresariales, hasta emocionales de los inversionistas. El principal factor que impacta en los precios en el corto plazo es el emocional. Por eso, intentar predecir consistentemente el camino que tomarán los precios, es imposible.


¿Pueden caer?

Siempre hay quienes especulan sobre la próxima gran caída (corrección). La historia nos demuestra una y otra vez que nadie sabe lo que va a suceder. Quienes atinan en alguna oportunidad, generalmente se equivocan en la siguiente.


Especular sobre una crisis de gran magnitud no es prudente. Correcciones en los precios de -10% y -20% pueden suceder en cualquier momento y por eso el Fondo es conservador.


¿Es mejor vender y esperar?

No lo recomendamos. Especular no es un buen negocio porque no genera valor en el largo plazo. Vender (salir) implica incurrir en costos (corretaje) y en riesgos innecesarios.


En los últimos 30 años, los 20 mejores días de rendimiento explicaron el 95% del rendimiento total de las acciones de EEUU. Salir y esperar nos expone al riesgo de perder esos días de alto rendimiento que explican el rendimiento del Fondo en el largo plazo.


¿Por qué especular no funciona?

Porque es imposible predecir el futuro de manera consistente. Los precios de las inversiones son el reflejo de las expectativas sobre el futuro de todos los que participan. Los cambios en los precios son consecuencia de cambios en esas expectativas o por alguna sorpresa con respecto a ellas.


En ambos casos interviene, no solo la racionalidad de los inversionistas, sino también sus emociones. Mientras más incertidumbre existe, más intervienen las emociones y más difícil es entender qué puede pasar en adelante.


¿Cuál es la estrategia?

La manera de generar valor en el largo plazo es siendo conservador, con una mezcla de acciones y bonos. Invirtiendo con una estrategia pasiva, que sigue a un índice (conjunto de muchas empresas), porque reduce los riesgos y los costos.


La otra manera de generar valor es en los extremos, en donde las emociones de los partícipes se alejan de la racionalidad. En ese momento, sus expectativas del futuro son excesivamente pesimistas u optimistas.


Cuando son excesivamente pesimistas, se genera una oportunidad de compra. Por eso la estrategia de comprar cuando los precios caen -10% y -20%. Cuando son excesivamente optimistas, se genera una posibilidad de ir realizando ganancias.


Por eso, después de la rápida subida de inicios de año, hemos reducido en 10% la posición de acciones hasta un 35% del Fondo. Esto permite igual capitalizar la subida del mercado, en caso sigan subiendo el precio de las acciones. También, permite al Fondo caer menos y tener espacio para comprar a menores precios, en caso haya una corrección.


Con esta estrategia, frente a una caída, el Fondo se cae menos y se recupera más rápido, sin dejar de participar en el mercado si éste sigue subiendo


¿Qué recomendamos?

Como los precios son reflejo de las expectativas sobre futuro y las emociones de los inversionistas, recomendamos aceptar que no podremos predecir el futuro de los precios de manera consistente y, por eso, lo más prudente es ser conservador.


Mantenemos la disciplina de invertir en dólares en los instrumentos más líquidos y eficientes del mundo. Con una mezcla conservadora entre los fondos pasivos (ETFs) de acciones y bonos de las principales empresas de EEUU.


En el largo plazo, esa filosofía de inversión limita el impacto de las caídas y permite que el Fondo se recupere más rápido mientras se beneficia del crecimiento económico del mundo. El objetivo es cuidar y hacer crecer el dinero.


Como siempre quedamos a tu disposición para resolver cualquier consulta.


Un abrazo,


Nacho, Aldo, Mario,

Renzo, Luciana y Alberto



0 vistas

INDEPENDIENTE SAF 

Todos los derechos reservados

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn