Diez años de crecimiento, ¿Qué esperamos?

Junio 2019


El 30 de junio se cumplen diez años desde que inició el actual periodo de recuperación y crecimiento económico en Estados Unidos (EEUU). A inicios del próximo mes se consolidaría como el periodo de crecimiento más largo de la historia.


Algunos inversionistas especulan que su larga duración es la señal más evidente de una inminente recesión (crisis) económica. Otros inversionistas especulan que esta vez es diferente. Opinan que este periodo de crecimiento, a pesar de su duración, no se caracteriza por excesos que puedan desencadenar una recesión.


Más allá de las opiniones, las acciones de EEUU, referentes de las inversiones en el mundo, están nuevamente en niveles máximos históricos. En lo que va del año, el índice S&P500, representante de las 500 empresas más grandes de EEUU, viene rindiendo +18.2% en dólares.


En la primera mitad del año, el Portafolio Modelo Gamnic (PMG), base sobre la cual diseñamos el Fondo de Preservación de Capital (Fondo PMG), rinde +9.2% en dólares después de costos y comisiones (neto), muy por encima de nuestro objetivo +6.0% en dólares neto por año.


¿Estamos cerca de una recesión económica? ¿Hay fragilidad en las condiciones económicas? ¿Esta vez es realmente diferente? ¿No es mejor vender y volver después de una caída? ¿Cuál es la estrategia? ¿Qué recomendamos?


¿Estamos cerca de una recesión económica?

No lo sabemos. Para que ocurra una recesión son necesarios dos componentes: (1) fragilidad económica o financiera y (2) un catalizador negativo.


La fragilidad económica o financiera puede ser medida, hasta cierto punto, analizando el crecimiento económico, los niveles de endeudamiento de los países, empresas y familias, y la actitud de todos ellos con respecto a seguir tomando riesgos.



El catalizador negativo, por otro lado, puede ser un evento aislado que nadie está mirando hasta que sucede. Funciona como una chispa que, bajo las condiciones adecuadas, puede encender un fuego que se propaga rápidamente.


Debido a esta dinámica, anticiparse a una recesión es muy complicado. Las condiciones adecuadas para una recesión pueden estar ahí por mucho tiempo, pueden empeorar o pueden mejorar. El catalizador negativo puede o no aparecer en el momento justo.


¿Hay fragilidad en las condiciones económicas?

Después de diez años de un periodo positivo de crecimiento económico, es natural que ciertos aspectos se deterioren. La economía mundial crece a menor ritmo y los niveles de endeudamiento se incrementan. El conflicto comercial limita el desarrollo económico y político del mundo.


Si bien existen aspectos deteriorados, otros son saludables. El crecimiento económico es menor pero consistente, el sistema financiero mundial está sólido, el sector empresarial continúa desarrollándose e innovando y el mercado laboral sigue creciendo. Hablar de fragilidad pareciera prematuro.


¿Esta vez es realmente diferente?

No. La naturaleza humana eventualmente conduce a la imprudencia y los excesos que originan las recesiones.


A lo largo de la historia, son varias las ocasiones en las que los inversionistas creyeron que el mundo era diferente. Que las reglas de siempre ya no aplicaban. En todos esos momentos, el tiempo les demostró lo contrario.


Periodos positivos y negativos van a existir siempre, ambos se alimentan mutuamente. La dificultad es saber cuándo comienzan y cuándo acaban. El catalizador negativo o positivo puede llegar en cualquier momento. Este año, el próximo o en varios más.


Si no hay claridad, ¿no es mejor vender y volver después de una caída?

No es una buena estrategia. Si anticiparse a la caída es muy complicado, anticiparse también a la recuperación es casi imposible.


Desde hace más de cinco años hay quienes especulan que el periodo positivo terminó y que es momento de una recesión. Los inversionistas que vendieron siguen esperando la gran caída y se perdieron uno de los periodos de mejores rendimientos en la historia.


Especular sobre las caídas y subidas es riesgoso y costoso. Desalinea el Fondo del objetivo conservador de cuidar y hacer crecer el dinero en el largo plazo.


¿Cuál es la estrategia?

A inicios del año, con los precios de las acciones cerca de máximos históricos y ante la expectativa de más volatilidad, tomamos la decisión de ser más conservadores y reducir el porcentaje de acciones en el Fondo de 45% a 35%.


Con este cambio, el Fondo está alineado a cuidar el dinero y tener más espacio para aprovechar oportunidades de valor si se diera alguna caída mayor a -10% en las acciones de EEUU.


¿Qué recomendamos?

Recomendamos no intentar anticiparse a caídas o subidas. Es imposible anticipar los movimientos consistentemente, además de ser costoso y riesgoso.


Siempre existirán quienes anuncian insistentemente la siguiente gran recesión y caída de los mercados financieros. La historia nos enseña que en el 99% de los casos se equivocan.


El Fondo está diseñado para ese 1% de las veces que no se equivocan. Por eso invertimos en la economía más grande y sólida del mundo, Estados Unidos. Economía que demuestra, una y otra vez, su capacidad para reinventarse y seguir avanzando.


Sin especular y con inversiones conservadoras, simples y transparentes se logra participar de los buenos años, limitar las pérdidas en los malos y recuperar más rápido que el resto. El objetivo es cuidar y hacer crecer el dinero.


Como siempre quedamos a tu disposición para resolver cualquier consulta.


Un abrazo,


Nacho, Aldo, Mario,

Renzo, Luciana y Alberto



2 vistas

INDEPENDIENTE SAF 

Todos los derechos reservados

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn