Regresaron las tensiones, ¿Qué esperar?

Mayo 2019


Regresaron las tensiones comerciales entre Estados Unidos (EEUU) y China. Después de meses de avances positivos, las negociaciones se interrumpieron. Trump anunció un incremento en los impuestos (tarifas) sobre USD 200 mil millones de productos chinos.


Con la noticia, las acciones de EEUU, representadas por el índice S&P500 y referentes de las inversiones en el mundo, cayeron -5% en promedio en pocos días.


Las tensiones se contagiaron al sector privado con la prohibición de la marca Huawei (celulares y antenas) en territorio estadounidense. A la empresa se le acusa de espionaje político y empresarial.


El temor a las consecuencias económicas y políticas de estas nuevas medidas, alimentan el miedo a una mayor desaceleración económica y finalmente a una recesión.


El Portafolio Modelo Gamnic (PMG), base sobre la cual diseñamos el Fondo de Preservación de Capital (Fondo PMG), cayó hasta -1.52% y acumula un rendimiento de -1.01% en el mes. En el año viene rindieron +6.76% en dólares después de costos y comisiones (neto).


¿Qué significan las tensiones comerciales? ¿Por qué regresaron las tensiones? ¿Por qué tiene tanto impacto en las inversiones? ¿Los precios pueden volver a caer? ¿Cuál es la estrategia? ¿Qué recomendamos?


¿Qué significan las tensiones comerciales?

Es un proceso de negociación entre EEUU y China, que busca determinar nuevos términos de intercambio comercial entre ambos países.


El gran crecimiento de la economía China en la última década implica una oportunidad y una amenaza. Una oportunidad para el mundo porque abre un mercado inmenso de consumo.


Cada día más empresas de todo el mundo entran al mercado chino para expandir sus fronteras de crecimiento. Por ejemplo, hace diez años Apple no registraba ventas en China, hoy el 25% de sus ventas provienen de ese país.


Una amenaza para algunos países desarrollados como EEUU porque desafía su posición como referencia económica y política del mundo.


Frente a esa nueva realidad, EEUU busca renegociar su relación comercial con China. Relación que permitió por muchos años condiciones laborales y de propiedad intelectual bastante “flexibles” en China.


La manera de lograr estas nuevas condiciones es incomodando a los chinos con impuestos (tarifas) y restricciones en el comercio internacional.


¿Por qué regresaron las tensiones?

Porque el plazo establecido por EEUU para llegar a un acuerdo no se cumplió. Las negociaciones, que parecían estar bien encaminadas, se interrumpieron hace unos días con el anuncio de Trump. China respondió con mayores impuestos (tarifas) a USD 60 mil millones de productos estadounidenses.


¿Por qué tiene tanto impacto en las inversiones?

Porque la expectativa de los inversionistas en los últimos meses era que las negociaciones comerciales terminarían pronto y con un resultado positivo.


La “sorpresa” de un quiebre en las negociaciones, afecta negativamente los precios de las inversiones y cambia las expectativas en adelante.


Es un proceso que en el corto plazo puede seguir generando volatilidad en los precios porque implica a las dos economías más grandes del mundo, pero que en el largo plazo no debería tener mayor impacto en las inversiones.


¿Los precios pueden volver a caer?

No lo sabemos. Desde su punto más alto del año, los precios de las acciones de EEUU cayeron -5% antes de recuperarse casi +3% en pocos días.


Las tensiones comerciales continúan y pueden golpear los precios mientras no se solucionen. Es imposible determinar cómo o cuándo se van a resolver, e intentarlo no genera valor en el largo plazo.


En el corto plazo, cualquier evento o noticia tiene la capacidad de afectar las expectativas y mover los precios. Las emociones del ser humano tienen un rol protagónico porque interpretan las noticias bajo el ánimo del momento y acentúan sus posibles consecuencias.


Si el ánimo es positivo, una noticia negativa puede no tener tanto impacto. Si el animo es negativo, una noticia negativa puede tener mucho impacto. Por eso especular sobre que puede suceder, no es una buena estrategia porque intervienen factores que dependen del comportamiento humano del momento.


¿Cuál es la estrategia?

La estrategia es no especular y mantener la disciplina de un fondo conservador que esta diseñado para capturar el crecimiento económico y empresarial del mundo en el largo plazo.


Si se materializara una caída de -10% o -20% en las acciones de EEUU, conocidas como “correcciones”, y que suceden en promedio cada 18 meses y 5 años respectivamente, el fondo está preparado para aprovechar oportunidades de valor a menores precios.


Con esta estrategia, el fondo se cae menos y se recupera más rápido que el resto de las inversiones.


¿Qué recomendamos?

Recomendamos mantener la disciplina de invertir en dólares en los instrumentos más líquidos y eficientes del mundo. Con una mezcla conservadora entre los fondos pasivos (ETFs) de acciones y bonos de las principales empresas de EEUU.


En el largo plazo, esa filosofía de inversión limita el impacto de las caídas y permite que el fondo se recupere más rápido mientras se beneficia del crecimiento económico del mundo. El objetivo es cuidar y hacer crecer el dinero.

Como siempre quedamos a tu disposición para resolver cualquier consulta.


Un abrazo,


Nacho, Aldo, Mario,

Renzo, Luciana y Alberto


0 vistas

INDEPENDIENTE SAF 

Todos los derechos reservados

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn