Resumen: Padre rico, padre pobre



Existe una gran diferencia entre ser pobre y estar en bancarrota. La bancarrota es temporal, la pobreza es eterna. La diferencia se da cuando logras cambiar de pensamiento de “no puedo darme ese lujo” a “qué puedo hacer para darme ese lujo”. Este cambio de pensamiento te obliga a pensar y mientras más ejercites tu cerebro, más dinero puedes producir. El otro pensamiento es una frontera mental.



Capítulo 1: La gente pobre y la clase media trabajan para obtener dinero. Los ricos, en cambio, hacen que el dinero trabaje para ellos.


Las oportunidades van y vienen. Y ser capaz de tomar decisiones es una habilidad fundamental.


Las personas normalmente dejan que un par de emociones controlen sus vidas: el miedo y la codicia. El miedo a no tener dinero nos hace trabajar más y cuando te pagan, vez todo lo que puedes hacer y comprar con ese dinero, te controla la codicia. Así se establece el patrón de levantarse, trabajar, que te paguen el sueldo, pagar las deudas y repetirlo. Eventualmente el dinero regirá sus vidas y ellos se rehúsan a aceptarlo, pero el dinero controla sus emociones y almas.


El deseo de querer algo mejor también hace que las personas trabajen para obtener dinero. Muchos quieren trabajar por dinero porque les da felicidad, pero la felicidad que trae consigo dura muy poco. Entonces siguen trabajando para poder comprar más felicidad, placer, comodidad y seguridad. Continúan trabajando, creyendo que el dinero aliviará sus almas del miedo y deseo que tienen, pero eso no es posible. Cuando ya son ricos, los controla el miedo a perder el dinero, miedo a perderlo todo. No quieren perder sus autos, mansiones y estilo de vida. El miedo es más intenso. Pero eso no quiere decir que los pobres sean más felices, eludir el dinero es tan triste como vivir apegado a él.


Las emociones son energías en movimiento, hay que ser honestos con lo que sentimos y usarlo en conjunto con nuestras mentes para solucionar de la mejor manera un problema y que nos dé el máximo beneficio para nosotros.


Muy pocos se preguntan a dónde los conduce esos sentimientos guiados por la emoción, se dejan llevar por los impulsos en vez de pensar. La vida humana es una batalla entre la ignorancia y la iluminación. La ignorancia se impone cuando las personas dejan de buscar información y conocerse a sí mismas. Es una decisión que se toma en un instante y consiste en aprender a abrir o cerrar la mente.


Es por eso que no hay que estar en búsqueda de dinero ni de seguridad, hay que buscar oportunidades de hacer dinero, hacer que el dinero trabaje para nosotros. Al hacer un negocio asumes el control de tus finanzas y dejas de depender de un jefe. Aparte, tu negocio genera dinero sin requerir de tu presencia. El dinero trabaja para ti.

Capítulo 2: No se trata de cuánto dinero hagas, se trata de cuánto dinero guardas


Después de varios años de regar un árbol, llega un día en el que no te necesita porque sus raíces ya están bien arraigadas a la tierra y ahora puedes disfrutar de su sombra. Lo mismo pasa con los negocios, llega un día en el que pueden seguir funcionando solos, crecen de manera automática.


La inteligencia resuelve los problemas y produce dinero, pero el dinero sin inteligencia financiera es dinero que desaparece pronto. Es por eso que no se trata de cuánto dinero hagas, sino de cuánto dinero guardas.


Hacerse rico sin tener educación financiera es como tratar de construir un rascacielos sobre una base sin muchos cimientos, se va a caer. Por eso, para ser rico a largo plazo, es necesario saber de contabilidad. Como primera regla, debes conocer la diferencia entre un activo y un pasivo y siempre adquirir activos. Un activo pone dinero en mi bolsillo, un pasivo saca dinero de él.


Tener más dinero rara vez resuelve los problemas económicos, la inteligencia es la solución. Con frecuencia la gente imita a la multitud, la mayoría de las veces por miedo a ser distinto. Eso es lo que inhibe a la gente y les impide buscar nuevas formas para resolver sus problemas. No hay que seguir a las multitudes, hay que cuestionarnos todo.


Una casa es un pasivo. No te hace ganar plata, tiene un sentido emocional, pero viéndolo de la parte práctica solo te genera gastos. Hay que llenar primero la columna de activos y después puedes comprar una casa que irá en los pasivos. Si comienzas comprando una casa antes de llenar tu columna de activos, los gastos de la casa se comerán tus ingresos y vas a dejar pasar oportunidades de aumentar la rentabilidad de tu dinero por eso. Los ricos se vuelven más ricos porque tienen más activos que pasivos, por lo que sus activos son más que suficientes para pagar los pasivos, y los activos sobrantes se reinvierten haciendo que los activos crezcan.


El valor neto es la diferencia entre tus activos y pasivos, cuando el tamaño de tu valor neto te alcance para vivir tranquilo toda la vida, eres rico. Lo mejor es que tu valor neto sea activos que produzcan efectivo, para que tu riqueza siga creciendo y crezca tu capacidad de supervivencia financiera.

Capítulo 3: ocúpate de tu propio negocio

Ocúpate de tu propio negocio. Casi todo el mundo trabaja para los demás excepto para ellos. En muchas ocasiones las dificultades financieras son por trabajar para alguien más, porque tus esfuerzos no son para ti y te quedas sin nada.


Nuestro sistema educativo se enfoca en preparar a los jóvenes para tener buenos empleos gracias a las habilidades académicas que logren desarrollar, por lo que su vida siempre estará sujeta a sus sueldos. Muchas personas confunden negocio con profesión. Un error de la escuela es que casi siempre te conviertes en eso que estudias (estudias arquitectura y te conviertes en arquitecto) y la gente se olvida que debería de hacer su propio negocio. Para tener seguridad financiera tienes que ocuparte de tu propio negocio. Tu negocio está dentro de tu columna de activos, eso es lo que hacen los ricos, se fijan en activos y pasivos, mientras que los pobres se fijan solo en sus ingresos, en sus estados financieros.


La razón principal por la que la clase media es conservadora y no corre riesgos es por la falta de educación financiera que tienen, por lo que tienen que aferrarse a sus empleos y no correr riesgos. Hay que conservar el empleo, pero empezar a ocuparse de tu propio negocio y mantenerse activo en la columna de activos. Es importante adquirir activos que te encanten para que te encargues de ellos y mientras más entiendas sobre contabilidad y manejo de efectivo, más fácil va a ser analizar inversiones e iniciar y construir tu propia empresa.


A medida que crezca tu flujo de efectivo podrás darte más lujos. La diferencia entre los ricos, pobres y la clase media es que los ricos adquieren los lujos al final, mientras que los demás lo hacen primero. Darte un lujo debe ser una recompensa por invertir en un activo y desarrollarlo. Que tus lujos se paguen con lo que generan tus activos, para que no tengas que trabajar más y no constituya un riesgo extra. Tienes que usar tu inteligencia financiera para darte los lujos que quieres.

Capítulo 4: La historia de los impuestos y el poder de las corporaciones


El concepto de Robin Hood de quitarle a los ricos para darle a los pobres es lo que más daño le ha hecho a los pobres y a la clase media. De hecho, la clase media tiene las mayores cargas fiscales debido a la fantasía de Robin Hood. Esto es porque los ricos no pagan impuestos, los que pagan para los pobres son la clase media y sobre todo la clase media alta.


Antes no se cobraban impuestos, solo había recaudaciones fiscales para financiar las guerras, luego decretaron la permanencia del impuesto sobre los ingresos y aunque la gente no quiso en un comienzo, al final aceptaron la idea. Supuestamente los impuestos iban a ser para los ricos, así fue como se hizo legal constitucionalmente. Pero, aunque supuestamente los impuestos eran para los ricos, al final castigaron a los pobres y a la clase media, ya que el gobierno tenía apetito de más dinero, por lo que empezaron a cobrarle a la clase media y a las clases más bajas luego.


El conocimiento de la estructura legal corporativa es lo que les concede a los ricos una amplia ventaja por encima de los pobres y la clase media. Los ricos siempre encontraron la manera de ser más astutos para no pagar impuestos, normalmente usando una empresa como vehículo.


Cada vez que se trata de castigar a los ricos estos se defienden, reaccionan, buscan maneras de minimizar la carga fiscal. Contratan a abogaos o contadores para encontrar lagunas legales. Utilizan sus recursos para efectuar cambios.


La gente que no aprovecha estos ahorros legales en impuestos se pierde la oportunidad de hacer crecer su columna de activos. El secreto más importante de los ricos es aprender a jugar con inteligencia a través de las corporaciones. El conocimiento es poder. Si trabajas para obtener dinero le cedes el poder a tu jefe, pero si haces que el dinero trabaje para ti puedes controlarlo y conservar el poder.


El recaudador de impuestos es el mayor bravucón, él siempre te va a quitar más si se lo permites. Es muy fácil que te manipulen cuando eres ignorante, pero si sabes de lo que hablas tienes más oportunidades de defenderte. Por eso es importante la parte contable y legal. Si eres inteligente y hábil la gente no podrá mangonearte. Si sabes que estas en lo correcto entonces no tendrás miedo de defenderte.

Capítulo 5: Los ricos inventan el dinero

Con frecuencia los que prosperan en el mundo real no son los inteligentes, sino los temerarios. Aunque tenemos potencial y fuimos bendecidos con dones, a todos nos detiene hasta cierto punto las dudas que tenemos sobre nosotros mismos. No se trata tanto de la falta de información técnica, sino de la falta de confianza. En el mundo real se requieren agallas. Este factor es el que decide al final el futuro de uno sin importar las calificaciones escolares.


Vivimos en una era demasiado emocionante y hay que abrirle los brazos al cambio en lugar de temerle. Los cambios serán cada vez más rápidos y dramáticos. Hay muchos que trabajan más por aferrarse a ideas rancias y resistirse al cambio, sin embargo, las ideas viejas se vuelven su mayor pasivo porque no logran ver que si bien en el pasado esas mismas ideas eran activos, el pasado se ha ido.


La gente rica es creativa y corre riesgos bien calculados. Hay que tener varias opciones financieras para diferentes situaciones y saber diseñar opciones financieras nuevas y distintas. La inteligencia financiera no se trata de lo que te sucede, sino de cuantas soluciones distintas se te pueden ocurrir para volverte rico.


La mente es el activo más poderoso que tenemos, si la entrenamos bien podrá producir riqueza en un instante. Hay que desarrollar nuestra inteligencia financiera porque los cambios son inminentes y hay que recibirlos con los brazos abiertos y no aferrarse al pasado. Las grandes oportunidades no se ven con los ojos sino con la mente.

La mayor riqueza radica en lo que sabes, por eso, lo que no sabes es el mayor riesgo que puedes correr. Siempre surgen contingencias, por eso hay que aprender a manejar los riesgos en vez de huir de ellos.

Capítulo 6: trabaja para aprender, no trabajes por dinero


No importa que tan hábil, inteligente, talentoso eres si es que no puedes vender tus productos. La clave está en saber vender. Hay que buscar trabajar las habilidades que te faltan para dominarlas y que tu negocio crezca más. En la escuela y en los trabajos, la mayoría de gente apoya la noción de especializarse, de saber más y más sobre un tema en particular, pero es importante saber un poco de todo.


Si te especializas en algo asegúrate de que haya un sindicato, porque si te sacan de tu especialidad va a ser muy difícil que consigas un empleo con el mismo sueldo, ya que solo sabes hacer una cosa en particular. Mientras más te especializas, más te atrapas y más dependes de esa especialización. Sin embargo, puedes especializarte en algo y hacerte rico si es que sabes vender y comerciar, entre más sepas como comunicarte y negociar, más sencilla será tu vida. Especializarte en algo técnico tiene ventajas y desventajas, tienes que saber comunicarte efectivamente para poder tener ganancias.


Sin embargo, lo recomendable es aprender un poco de todo y tener sinergia de especialidades profesionales: trabajar y colaborar con gente más inteligente que tú. Lo más importante en un empleo no es la seguridad ni el pago, sino el aprendizaje. Antes de elegir una profesión específica y quedar atrapado en la carrera de la rata, piensa en que habilidades quieres aprender. A largo plazo la educación siempre es más valiosa que el dinero. Hay que buscar las empresas que tengan excelentes programas de entrenamiento para enfrentar los miedos y fracasos y adquirir dicha habilidad. Después de aprender de las habilidades que requieras para tu negocio, es momento de probar tus alas y de darle forma y lanzar tu negocio. Es mejor tratar y quebrar antes de los 30 para tener tiempo de recuperarte.


Además de ser buenos para aprender, vender y comerciar tenemos que ser buenos maestros y estudiantes. Para ser ricos tenemos que saber dar y recibir. Hay que saber dar el dinero, a la iglesia, a caridades, a fundaciones, hay que dar para poder recibir. Para recibir dinero se tiene quedar, regalar. Hay que tomar la riqueza, incrementarla y compartirla de manera permanente.

Capítulo 7: Cómo vencer los obstáculos

Razones por las que gente con educación financiera no llega a hacer dinero:

1. Miedo: Es real y todo el mundo lo tiene, lo que importa es como lo manejamos. Todo tiene que ver con como confrontamos las pérdidas, tiene que ver con cómo cada quién lidia con el fracaso. La principal diferencia entre una persona pobre y una rica tiene que ver con cómo confrontan el temor. La mayoría de gente no tiene éxito financiero porque juegan a la segura. A la mayoría de gente le da tanto miedo perder que de todas formas pierden antes de jugar. Ganar es no tener miedo a perder. Por lo general el éxito llega después de haber perdido. La gente no tiene éxito económico porque su miedo a perder dinero es mucho mayor a su anhelo de hacerse ricos. Por eso es importante recordar que siempre puedes transformar una perdida financiera en un éxito. Perder inspira a los ganadores y a los perdedores los vence. Cada fracaso te fortalece y te hace más inteligente. No entierres tus fracasos, inspírate de ellos.


2. Cinismo: Las dudas y cinismo son lo que mantiene a la gente jugando a la segura, no dejan que tomen riesgos. Normalmente son dudas por cosas que creen que son de una cierta manera cuando en realidad no están informados. Las dudas pueden hacerte fracasar, se convierten en verdaderos impedimentos para mucha gente. Los cínicos nunca ganan, el miedo y la duda los paraliza. Los cínicos critican y los ganadores analizan. El análisis le permite identificar a los ganadores que los cínicos están ciegos y notar oportunidades. Cuando tengas dudas tienes que ser fuerte y tenaz.


3. Pereza: La gente de negocios suele ser la más perezosa. Hay gente que está demasiado ocupada para cuidar su riqueza o salud. La causa siempre es la misma: tienen mucho trabajo, hay que estar con la familia, etc, siempre usan excusas para eludir algo importante. Es la forma más común de la pereza: la pereza del que se mantiene siempre ocupado. La solución es un poquito de avaricia. Las palabras “no puedo darme el lujo” cierran tu mente, mientras que las palabras “¿qué puedo hacer para darme el lujo?” la abren a nuevas posibilidades. Si tu mente es perezosa dices no puedo darme el lujo, es una excusa de flojos, siempre se puede. Tienes que acostumbrarte a decir “¿qué tengo que hacer para darme el lujo?” para abrirte a posibilidades, emoción, sueños.


4. Malos hábitos: Más que la educación que recibimos, nuestras vidas son el reflejo de nuestros hábitos. Siempre tienes que pagarte primero a ti mismo, no importa la situación. Si te pagas primero a ti y te falta plata para pagarle a los demás, la presión será tan fuerte que tendrás una motivación extra para generar ingresos, tendrás que buscar otras fuentes de ingreso. La presión de pagar se convierte entonces en tu mayor motivación y te hace trabajar más duro, te hace pensar y en general te hace más inteligente y activo en cuanto a manejar el dinero.


5. Arrogancia: Lo que sabes te sirve para generar dinero y lo que no sabes te hace perderlo. Ser arrogante te hace perder dinero, porque cuando tienes esa actitud crees que lo que no sabes no es importante. Normalmente los fanfarrones o arrogantes son así porque son ignorantes, no tienen ni idea de lo que dicen. Si sabes que eres ignorante de algún tema lo mejor es que te eduques y aprendas de un experto en la rama o de un libro sobre la materia.

Capítulo 8: Cómo empezar

1. Encuentra una razón que sea más grande que la realidad: el poder del espíritu.

Necesitas una motivación extra. Lo que alimenta tu sacrificio y ambición tiene que ir más allá de lo humano. Hazlo por ti mismo y por la gente que amas. Tu razón para desear ser rico tiene que estar compuesta por una combinación de anhelos profundos, de emociones y de otras cosas que no quieres en absoluto. Si uno carece de una razón importante o de un propósito, entonces alcanzar cualquier objetivo se dificulta.


2. Toma decisiones todos los días: el poder de elegir.

En el aspecto financiero, el poder elegir se va incrementando con cada dólar que nos cae en las manos. Nuestros hábitos de consumo reflejan quiénes somos. Todos los días tomamos la decisión de lo que hacemos con nuestro tiempo y dinero y lo que permitimos que entre en nuestras cabezas. Para invertir antes que nada hay que tomar clases, en lo primero que debes de invertir es en tu mente, que es tu mayor activo.


3. Elige a tus amigos con cuidado: el poder de la asociación.

Se trata de tener amigos de los que puedes aprender algo. También se puede aprender mucho de los que tienen problemas financieros, para aprender qué no hacer. Mantén la mente abierta y siempre escucha los diversos puntos de vista de los analistas de mercado, escucha ambos puntos de vista porque los dos, aunque sean contrarios, son válidos. Además, busca siempre nuevas posibilidades. Los inversionistas inteligentes compran inversiones que no son populares, las ganancias se hacen al adquirir, no al vender. Esperan con paciencia la oportunidad, no la tomes tarde cuando ya es conocida. Todo tiene que ver con la información privilegiada. Para eso son los amigos y para eso está la inteligencia financiera.


4. Domina una fórmula y luego aprende una nueva: el poder de aprender con velocidad. Eres lo que estudias, por eso debes tener cuidado con lo que aprendes. Si estas harto de lo que estás haciendo o no ganas suficiente, tienes que cambiar la fórmula de la manera en la que generas tus ingresos. Después de aprender la fórmula de lo que quieras aprender debes tener la disciplina para poner en práctica lo aprendido. Luego de volverte experto en aprender una fórmula, busca aprender otras.


5. Págate primero a ti mismo: el poder de la disciplina personal.

La disciplina personal es un factor fundamental para marcar la línea entre ricos, clase media y pobres. Debes tener disciplina para pagarte a ti primero siempre, para no irte de viaje o comprarte un carro apenas puedas. Si tienes baja autoestima y baja tolerancia para la presión económica, no vas a poder volverte rico. Si careces de control interior, fortaleza y disciplina la vida te va a empujar de aquí a allá. Pero, para pagarte a ti primero tienes que considerar mantener tus gastos bajos y, si te falta dinero, dejar que la presión aumente para que te inspire a encontrar nuevas formas de hacer dinero.

6. Págales bien a tus corredores: el poder de la asesoría de calidad. Es importante pagarles bien a los profesionales, porque si ellos ganan mucho dinero van a trabajar para llenarte los bolsillos, además, te ahorran tiempo en el que puedes concentrarte para generar más dinero. La verdadera habilidad radica en tratar con, y recompensar a gente que sea más competente que tú en alguna área técnica específica.


7. Siempre da a cambio de algo: el poder de obtener algo a cambio de nada.

Invierte el dinero que te puedes dar el lujo de perder y ocúpate de que cada una de tus inversiones ofrezca un beneficio adicional: carro, edificio, condominio, terreno, etc. Asimismo, el riesgo debe ser limitado o bajo. Los inversionistas sabios deben buscar algo más allá del retorno, tienen que detectar los activos que podrán obtener gratuitamente después de recuperar su dinero.


8. Usa los activos para comprar los lujos: el poder del enfoque.

Si no cuentas con disciplina personal es imposible que te vuelvas rico. Mantener la fortaleza mental para usar el dinero de manera correcta es bastante difícil. Tienes que usar tu deseo de consumo para inspirar y motivarte a generar más. Es muy común que en vez de enfocarnos en hacer dinero para conseguir lo que queremos, pidamos prestado. Pedir prestado es más sencillo, pero solo a corto plazo. El dinero es una fuerza muy poderosa, pero que por desgracia mucha gente la utiliza en su contra.


9. Elige a tus héroes: el poder de la figura mítica.

Copiar e imitar a nuestros héroes es una excelente herramienta de aprendizaje. El hecho de tener héroes e imitarlos nos permite explorar el genio bruto que tenemos. Los héroes hacen mucho más que inspirarnos, hacen que parezca sencillo y que pienses que si ellos pueden, tú también.


10. Enseña y recibirás: el poder de dar. Es necesario ser generoso y dar a otros.

Hay que ser caritativos, si quieres algo primero tienes que dar, incluso cuando no tengas mucho, siempre da algo. Confía en el principio de la reciprocidad, el mundo es un reflejo de lo que tú haces.

Capítulo 9: lista de acciones por realizar

1. Deja de hacer lo que estás haciendo: tomate un descanso y evalúa lo que funciona y lo que no.


2. Busca ideas nuevas.


3. Encuentra a alguien que ya haya hecho lo que quieres hacer y pídele que comparta contigo secretos y consejos del negocio.


4. Toma clases, lee y asiste a seminarios


5. Haz muchas ofertas: Encontrar un buen trato, el negocio perfecto, la gente adecuada, los inversionistas idóneos o cualquier cosa es como buscar con quien salir. Tienes que salir al mercado y hablar con muchos, hacer muchas ofertas y contraofertas. Tienes que negociar, aceptar, rechazar. Busca, ofrece, rechaza, negocia y acepta porque todo es parte del proceso para conseguir cualquier cosa en la vida.


6. Recorre en auto, trota o camina 10 minutos por una zona específica una vez al mes: trota por cierto vecindario y fíjate en los cambios, la repetición es lo que te ayuda a notar las diferencias más ligeras. Hay muchas ofertas, pero el cambio es lo que hace que estas se conviertan en oportunidades ventajosas.


7. Busca las ofertas en todos los mercados: las ganancias se hacen siempre al comprar, no al vender. Compra cuando algo este bajo, no te asustes pensando que es un colapso, una corrección, etc.


8. Busca en los lugares adecuados, estudia sobre las mejores opciones.


9. Primero busca gente que quiera comprar, luego busca gente que quiera vender


10. Piensa en grande


11. Aprende la historia


12. La acción siempre vence a la pasividad.

Hay 3 ingresos


- Ingreso ganado: ingreso ordinario, por trabajo. El que más impuestos paga

- Ingreso de portafolio

- Ingreso pasivo: el que menos impuestos paga. Ingresos de acciones o bonos

La clave para volverse rico radica en la habilidad de convertir el ingreso ganado en ingreso pasivo o de portafolio cuanto antes.

28 vistas

INDEPENDIENTE SAF 

Todos los derechos reservados

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn